Alumni ExE: Ana

By 24. March 2014Allgemein

Tal día como hoy hace tres años empezaba a andar Empieza por Educar en España. Por entonces yo me hallaba cursando el Máster de Profesorado a la vez que trabajaba en un estudio de Arquitectura. Algunos meses atrás me había preguntado a mí misma si de verdad quería hacer crecer edificios o hacer crecer personas. Y afortunadamente hoy, desde México, sigo cumpliendo esta inquietud en mi vida.

Estudié y trabajé como Arquitecta unos 3 años, al tiempo que daba clases particulares, buscaba iniciativas sociales en la educación no formal o trabajaba como voluntaria. Mi interés por la educación, por “cambiar algo” me llevó a iniciar el Máster de Profesorado, sin embargo nunca sabré si hubiera elegido dejar todo y ser profe, porque Empieza por Educar se cruzó en mi camino. Vi el anuncio en Facebook, a través de una amiga, y me dije “esto está hecho para mí”. ExE se me presentaba entonces como una de las pocas iniciativas del Tercer Sector en España que apostaba por un cambio educativo desde un enfoque profesional. La idea, el modelo, el programa de formación…me parecieron la mejor forma de aportar a la desigualdad educativa al tiempo que mejoraba mi formación profesional.

Durante dos años disfruté y aprendí de mis alumnos, les ayudé cada día a mejorar su lógica matemática y su lógica de vida, y fui creciendo con ellos y con el resto de participantes de la primera promoción de ExE. En mi camino se cruzaron formaciones, conferencias, reuniones… y el punto de inflexión que inició la siguiente etapa en mi vida: India, en el Summit de Teach for All. De la India rescato un propósito: “living your values”; una intuición: “yo no quiero dejar esto”; y una invitación “estamos buscando tutores en México”.

Dejé a mis alumnos un viernes de junio, en Madrid, y el lunes siguiente me había convertido en Tutora en Enseña por México, esperando a 100 participantes (PEMs) para esa semana en el Instituto de Verano. Se juntaba la emoción de comenzar un programa nuevo, con la ilusión de acompañar a personas para que crecieran con sus estudiantes tanto como yo pude hacerlo. Además México tiene algo precioso, la fuerza de las desigualdades sociales y educativas en este país es equivalente a las ganas con que se sienten y se enfrentan a ellas, y el Movimiento cobra mucha más fuerza cuando esta necesidad es mayor.

Anaana2ana3

Tanto Empieza por Educar como Enseña por México me han ayudado a conocerme mejor a mí misma, personal y profesionalmente, a sentirme corresponsable y comprometerme con aquello por lo que ahora dedico mi tiempo. Y quizá lo más importante: a contagiar e involucrar a otros. Hace un año enseñaba a mis 100 estudiantes. Hoy, a través de mis 16 PEMs, veo reflejado el impacto en más de 3.000 estudiantes. Dentro de un año, con la expansión a 5 estados más en México, coordinaré la Evaluación y Medición del Impacto de 400 PEMs en más de 30.000 alumnos.

Hace tres años empezaba a andar Empieza por Educar en España, y en cierto modo empezaba un nuevo rumbo en mi vida. Los problemas sistémicos requieren cambios sistémicos, y el reto educativo necesita de la ayuda de cada uno de nosotros para impulsar ese cambio. Yo encontré mi lugar en Enseña por México. Otros lo encontraron en coles de Madrid, en ExE, en empresas, universidades, en Washington, en California…

Gracias a todos con los que ya compartí el camino y a cada uno de los que ahora sigue creyendo que es posible, y demostrándolo día a día.

3,981 Comments