Estuvimos en una sesión de coaching educativo

By 9. December 2013Sin categoría @eu

¿Os suenan los conceptos “embajadores del cambio”, “visión, misión y valores”, “cambio educativo”, “educar supone motivar y orientar”, “pensar para aprender a aprender”, “el cambio en el sistema educativo comienza por mí”…? En una de estas semanas de trabajo extremo, tambaleándonos en el límite del valle de la muerte, a tres de las partis (Marta, Eude y Rosa) no se nos ocurrió otra cosa que acercarnos un sábado de buena mañana a un curso gratuito que posteó nuestra compañera Eline. El título era inspirador y posiblemente lo que nos hacía falta en ese momento: Coaching Educativo.

Eude, Marta y Rosa con Carlos Pallero

Eude, Marta y Rosa con Carlos Pallero

El curso estaba impartido por el equipo de Mente Colectiva, dirigido por Carlos Pallero Guerrero, y especializado en PNL, Inteligencia emocional y Coaching, corrientes que pensamos van de la mano de la formación recibida en nuestra Fundación. Desde el minuto uno, nuestras miradas cómplices se cruzaban cada vez que en el curso se exponían recursos como la planificación a la inversa, cronometrar el tiempo, que la práctica ocupara un lugar esencial en las clases, el uso de elementos de motivación, delegar responsabilidades en los alumnos, etc. Además, nos desvelaron las teorías psicológicas y educativas que subyacen y sostienen nuestras ideas en cuanto a educación se refiere. Estuvimos hablando del “tito” Howard (Howard Gardner) y sus inteligencias múltiples, de R. Burns y sus postulados sobre los alumnos y de Robert Dils y sus estrategias en PNL y sistema de creencias, entre otros expertos en la materia, que pensamos deberíamos tener en cuenta y profundizar en ellos para enriquecer nuestra formación.
Destacamos algunas ideas ya vistas pero redescubiertas como son el adaptarnos a los tres tipos de alumnos, el visual (pensamiento rápido y cambiante), auditivo (lento y seguro) y kinestésico (necesita experimentar), aprender de los aciertos en vez de los errores, el concepto de “empiñonamiento”, metáfora de la unión indisoluble que debe haber entre el profesorado, y la concepción del profesor como facilitador y guía del aprendizaje, que experimentamos de primera mano con una dinámica en parejas. En plena calle, acompañamos a nuestro compañero, privado del sentido de la vista, hasta el objetivo que él mismo se había marcado (una farola, un cartel que había captado su atención…), guiados por sus recomendaciones e instrucciones y escuchando y considerando, en todo momento, sus necesidades y temores. Esta práctica nos llevó a una posterior reflexión sobre nuestra propia actuación y sobre nuestro rol como facilitadores y acompañantes y nos ayudó a definir el papel principal del maestro coach: facilitar a sus alumnos la consecución de sus objetivos.

Gracias a esta sesión, volvimos a casa con las pilas recargadas y con la satisfacción y motivación de saber que hay mucha más gente trabajando en la misma dirección y que el cambio no es solo necesario sino posible.

— Marta, Rosa y Eude

3,279 Comments