Flipando con las comunidades de aprendizaje

El pasado sábado 25 de enero tuvimos la suerte de tener una formación en Barcelona con Imma Buñuel,  maestra de primaria y psicopedagoga, formadora de formadores y miembro de los grupos de trabajo en CB de l’ICE de la UAB. Imma es una gran profesional de la educación que cuenta con más de 20 años de experiencia en la dirección de centros educativos, tanto en la escuela pública como en la concertada.

¿Os gustaría que vuestros alumnos desarrollaran un razonamiento crítico desde los 3 años? ¿Es una utopía que toda la comunidad participe en la realidad del centro y de su entorno? Imma nos hizo creer que todo esto es posible, que todos los alumnos pueden lograr el éxito, que a través del esfuerzo y la implicación, alumnos, padres, maestros y agentes del entorno pueden trabajar conjuntamente hacia la transformación social. Imma nos hizo soñar la escuela que queremos.

Este sueño fue una realidad para ella cuando descubrió las comunidades de aprendizaje en el País Vasco. Nos explicó que una comunidad de aprendizaje es “un proyecto de transformación social, educativa y cultural de un centro educativo y de su entorno para conseguir una igualdad de oportunidades y de resultados para todos mediante el diálogo y una educación participativa en la comunidad.” Es decir, es un proyecto educativo y cultural donde alumnos, maestros y ciudadanos son los protagonistas y que se implica en la satisfacción de las necesidades de aprendizaje de su entorno de forma comunitaria.

Ingredientes para el éxito de las comunidades de aprendizaje:

foto2

Creemos que una comunidad de aprendizaje puede implicar un cambio transformacional en los centros educativos. En la web http://utopiadream.info/ca/ podéis encontrar más informaciones sobre las comunidades de aprendizaje, noticias relacionadas y experiencias de algunos centros.

En el siguiente decálogo, hemos querido recoger los 10 puntos clave que, personalmente, nos han cautivado y nos han hecho soñar con este proyecto, el cual nos gustaría poder trasladar a nuestras aulas:

  1. Inclusión: Todos los alumnos tienen las mismas posibilidades. La comunidad de aprendizaje se implica en la satisfacción de las necesidades educativas y personales de todos sus alumnos, así como en el uso de un vocabulario inclusivo y promoviendo actividades dónde la participación sea equitativa. En este sentido, es muy importante la creación de una organización y de un ambiente de aprendizaje que incida en la igualdad de derechos de todos para acceder a una educación de calidad.
  2. Aprendizaje en red: Las familias, los profesores, alumnos y agentes del entorno trabajan conjuntamente en la planificación, realización y evaluación de todas las acciones educativas con el fin de conseguir un objetivo común que dé respuesta a las necesidades de su entorno.
  3. Transformación social: Las comunidades de aprendizaje tienen la misión de que todos los agentes de la comunidad educativa sean conscientes de su realidad social y desarrollen un pensamiento crítico que les permita tomar decisiones para tener un impacto en su entorno y mejorarlo para construir su futuro.
  4. Participación: El diálogo es la base de las comunidades de aprendizaje. Todos los agentes tienen la oportunidad de participar y son tenidos en cuenta en la toma de decisiones con isegoría, es decir, igualdad en la palabra.
  5. Formación de todos y para todos: Alumnos, maestros, familias y agentes del entorno participan en la construcción de la comunidad. Se parte de la base de que todos, independientemente de su edad, sexo, cultura, formación o nivel socioeconómico, pueden enseñar y aprender algo de los demás.
  6. Centro abierto: El centro educativo es un recurso más del barrio o pueblo, de tal manera que se mantiene abierto fuera y dentro del horario lectivo para satisfacer las necesidades de toda la comunidad educativa. Imma nos explicó algunos ejemplos en que la escuela se abría fuera del horario lectivo, como por ejemplo, para el uso de la biblioteca escolar, de las duchas del gimnasio o del aula de informática.
  7. Estructura simétrica: Este tipo de comunidades no se organiza de manera jerárquica dónde la dirección es el máximo responsable en la toma de decisiones, sino que el liderazgo escolar es compartido. Se organizan en comisiones mixtas que se encargan de tomar las decisiones de manera consensuada y, por otro lado, cada semana se organizan plenarios dónde toda la comunidad pone en común ideas, preocupaciones o soluciones.
  8. Creación de significados: Los proyectos de la escuela tiene un impacto y un sentido en la vida de los alumnos. Se promueve, también, el trabajo en grupos interactivos para favorecer el diálogo y la creación de interacciones entre los diferentes agentes. Por otro lado, la evaluación es continua y sistemática, lo cual permite la creación constante de procesos de mejora y de reorientación de las acciones educativas.
  9. Soñar la escuela: Todos los agentes reflexionan sobre cómo les gustaría que fuera su  escuela ideal, ponen en común todos sus sueños en forma de ideas y propuestas de mejora para, finalmente, elegir aquellas que se convertirán en acciones que les llevará a hacer realidad ese sueño común.
  10. Altas expectativas: Todos los alumnos, independientemente de su nivel socioeconómico, tienen el derecho a una educación excelente y pueden conseguir el éxito académico y personal que les lleve a una vida lograda.

La visita de Imma ha sido muy enriquecedora para nosotras porque nos ha recordado lo que significa, realmente, ser un maestro transformacional y el gran impacto que podemos generar en las escuelas y en el entorno con este enfoque, ya que todos los agentes son protagonistas del proceso de enseñanza y aprendizaje, se convierten en agentes de cambio, crean un proyecto comunitario, caminan hacia la innovación y el aprendizaje es permanente. Por lo tanto, creemos que cada una de nuestras acciones debe llevarnos a la transformación de la vida de nuestros alumnos así como de su entorno para, paso a paso, construir una sociedad mejor. Debemos ser conscientes de que en esta tarea no estamos solos, y las comunidades de aprendizaje nos han abierto los ojos en el hecho de que padres, alumnos y agentes del entorno son piezas clave en el desarrollo de una educación para la transformación social.

Y para acabar os dejamos con una última perla que nos regaló Imma con la que podréis disfrutar reflexionando.

– Sumando recursos, multiplicamos oportunidades –

— Rebeca y Bea

11,368 Comments