¡364 días hasta el próximo InspirExE!

Como os habíamos avisado, se habían congregado en InspirExE 2015 todos los elementos para hacer de este día una jornada extraordinaria que aún resuena con toda su potencia en nuestras mentes. Para todos aquellos que no pudisteis asistir a la jornada Inspirexe 2015, sirva esta humilde crónica para detallar lo que allí ocurrió.

Para empezar, el nombre le viene genial al InspirExE. Lo que se buscaba, y de sobra se consiguió con el evento, era presentarnos a las seductoras musas que a partir de ese día nos rondan la cabeza, componiendo armonías llenas de nuevas ideas y de la ilusión para llevarlas a cabo. InspirExE es un soplo de aire fresco en el cual se nos muestran ejemplos de equipos directivos de distintos centros que han sabido materializar la innovación en sus centros. Y con este evento, por tanto, se busca contagiarnos de la emoción que nos permita a los participantes de ExE articular nuevos proyectos en nuestras aulas y centros educativos, en nuestra incansable lucha por garantizar a todos los niños y niñas una educación de calidad. Y, desde todo lo que oímos durante ese día, ¡nos sentimos mucho más cerca de conseguirlo!

Nuestros compañeros de Eskolan Ekiten ya se hallaban ultimando los preparativos, pero los demás tuvimos que desplazarnos a Bilbao la tarde anterior ¡Gracias a DHL por apoyarnos en la logística y hacerlo posible! Llegamos allí con muchísimas ganas de ver qué nos tenía preparada la muy esperada jornada que comenzaría en unas pocas horas.

El sábado 21 de marzo por la mañana, una lluvia – de esas lluvias tan habituales en Bilbao – bajaba del cielo grisáceo a medida que los asistentes íbamos llegando, también gota a gota, a la entrada del instituto Martín de Bertendona, donde se desarrollaría toda la jornada del InspirExE 2015. Nuestro recibimiento era una sucesión de caras conocidas y abrazos entre participantes y tutores, aunque allí también estaban siendo acogidas varias personas nuevas ¡Y es que teníamos un buen número de invitados que no habían querido perdérselo! Tras arremolinarnos en la entrada, fuimos conducidos al salón de actos. Iba a dar comienzo la sesión plenaria que abriría la jornada.

Recepción 2

Recepción de participantes e invitados a la jornada InspirExE 2015 en Bilbao

Tras la apertura de la jornada por parte de nuestro director Javier Roglá y de la presentación por María Arranz, comenzó la plenaria “Desafíos de la inequidad educativa”. En ella participaron tres personas del equipo directivo de tres centros escolares distintos: Luis Vadillo, del IES Santurnino de la Peña-Sestao; Javier Laiseca, director del Centro Formativo Otxarkoaga y Monika Solana, del IES Elejabarri de Bilbao. Durante hora y media hablaron de los retos que habían encontrado en sus centros a la hora de tomar posesión de sus cargos y de cómo habían transformado la situación mediante el compromiso de hacer un colegio mejor para todos los que allí estudian y trabajan. Coincidieron en que era esencial buscar el apoyo externo e interno, hacer partícipes a todos los miembros de la comunidad y encontrar a profesionales comprometidos con la posibilidad del cambio.

Ponentes InspirExE 3

Apertura de la jornada con la conferencia plenaria “Desafíos de la inequidad educativa”

“Es fundamental creer en lo que se hace”

“Si compartimos el rumbo, seguro que llegamos”

Después de la sesión de “desafíos de la inequidad educativa” teníamos la opción de poder elegir a qué diálogos queríamos asistir cada uno. Había dos tandas de hora y cuarto cada una, de manera que cada persona acudió a dos talleres acorde con sus inquietudes. En la primera parte teníamos cuatro opciones: “Otras formas de aprender” contaba con cuatro ponentes de distintos centros innovadores – la red Amara Berri, las ikastolas Lauaxeta y Begoñazpi y la Fundación Zerbikas – que arrojaron nuevas luces sobre cómo educar y evaluar; “El viaje del emprendedor” hizo paradas a lo largo del camino para implantar la idea que tenemos en mente y nos explicó los retos, con los ejemplos de EscueLab e iNNoVaNDiS; se habló de cómo se ejercen posiciones de Liderazgo en el colegio basándose en la experiencia de movilizar a profesores y a familias – hablaron en nombre de Lauaxeta Ikastola y del Colegio Ignacio de Loyola-; y se nos explicó cómo también es posible contribuir a la educación desde otros sectores, como la empresa o la universidad, de la mano de ejemplos como el Grupo Diario Vasco y la Deusto Business School.

En la segunda tanda de diálogos, pudimos elegir entre tres modalidades: “Creando Escuela” nos contó dos historias: la creación de un centro desde cero (escuela IDEO) y la renovación interna completa de uno que ya existía (Amara Berri); “Enseñando a Liderar” trató sobre dos iniciativas – Loyolanet Innova, del Colegio S. Ignacio de Loyola, y Centro de Innovación Urkide – que buscan mejorar la formación del profesorado para hacerla más entusiasta y eficiente; y en “Herramientas que se adaptan al cambio” nos enseñaron recursos que están cambiando las aulas, tales como la plataforma de aprendizaje KhanAcademy, la escuela para pequeños emprendedores StartInnova y la aproximación de la ciencia a los centros que brinda EscueLab.

Talleres

Participantes en uno de los diálogos

Los distintos diálogos, todos ellos sorprendentes y cargados de un potencial tremendo, permitieron cubrir un enfoque multidisciplinar de la educación. Todos los asistentes a ellos tuvimos la ocasión de preguntar acerca de aspectos concretos, y a la salida nos llevábamos un buen material que nos había cargado de inspiración para seguir adelante con nuestra importante tarea de mejorar la educación.

Tras estos últimos talleres tuvimos la oportunidad de disfrutar de un ágape en el hall del colegio. La distribución de las mesas permitía que nos pudiésemos acercar entre nosotros para hablar por grupos. Era una ocasión perfecta para que los miembros, veteranos y no tanto, de ExE tomáramos contacto con los enriquecedores ponentes, los interesantes invitados y los flamantes aspirantes a formar parte de la quinta promoción de nuestro movimiento. Este tiempo permitió compartir aspectos de lo que realizamos en la fundación de un modo más distendido, ocasión que también servía con el mismo propósito a nuestros asistentes, y pudimos resolver las dudas que nos habíamos guardado durante toda la mañana.

Por la tarde, participantes y tutores nos dividimos por grupos para organizar unos talleres de debate y reflexión acerca de todo lo que la mañana nos había deparado. Para ello, pusimos cuidado de reunirnos personas que habíamos acudido a sesiones distintas, de forma que a la hora de compartir la diversidad de las aportaciones fuese máxima. Durante estas horas repasamos las enseñanzas y ejemplos que nos habían resultado más interesantes y aprendimos de ellas, a la vez que extraíamos conclusiones de la jornada. Era esencial remarcar los grandes momentos del día, pero mucho más resaltar qué acciones concretas se podían llevar a cabo en nuestra actividad diaria como agentes de cambio ¡Y vaya si sacamos ideas! Para alegría de todos, el InspirExE había demostrado ser de lo más fructífero.

Un poco de pintxos y tertulia en el hall

Un poco de pintxos y tertulia en el hall

Al acabar, era de justicia realizar una ovación de agradecimiento a nuestros compañeros de Eskolan Ekiten. Nos habían preparado un congreso impecable en todos los sentidos, estábamos muy lejos de haber podido concebir que veríamos tal despliegue de discursos cautivadores y experiencias alentadoras. Y todo ello había estado conducido y engranado de una forma perfecta, adornado en todo momento con la mejor de las sonrisas de nuestros compañeros vascos ¡Les agradecimos su profesionalidad y su buen hacer tantas veces…!

El equipo ExE decidió clausurar la jornada con una cena emblemática llena de sonrisas y rutas a pie por los lugares más distinguidos de la capital vizcaína, donde no faltaron los famosos pintxos. Al día siguiente nosotros ya habíamos puesto un pie camino de casa, pero no sin antes mirar una última vez a Bilbao y a todo lo que nos había aportado durante el muy rentable sábado y decirle, como bien habíamos aprendido, “Eskerrik asko!”.

— Luis Heras, participante ExE 2014-2016

6,114 Comments